Barbudo polar, Un chico en la ciudad

Todo lo que aprendí durante 2018

¿Cómo estáaaaan? Ya tenía un buen que no me animaba a escribir algo nuevo, ya sé, pensaron que los abandonaría, pero no. ¡No, no, no! Me rehuso a dejar de escribir y sobre todo a dejar de lado esta sección.

Este año fue muy movido, de alguna manera sabía que iba a estar cañón, mucho drama, mucho trabajo y mucha cosa para aprender o al menos para confirmar. Termino el año bastante feliz, más tranquilo y con muchas ganas de hacer cosas nuevas pero antes de pasar a lo reflexivo te dejo a modo de lista algunas cosas que aprendí durante 2018 además de mi primer outfit de la temporada de frio.

  1. Hacerle caso a mi intuición. Este año tomé un trabajo que me trajo mucho drama, pero justo cuando estaba en proceso de entrevistas y empezaba conocer un poco de lo que buscaban, mi yo interior me dijo -prepárate porque esto huele a drama y a comedia- al final del año así fue y lamentablemente hubo más drama del que me imaginaba, aún así le hice caso a mi consciencia y ya sabía que eso sucedería, al menos saberlo me ayudo a estar preparado.
  2. No hacer cosas por agradar a los demás. Me puse a dieta y me adentré en una competencia horrible por bajar de peso y sí, baje bastante pero perdí dinero lejos de los kilos perdidos, después de un tiempo me sentí bastante tristón por caer en la trampa de hacer algo para caerle bien a los demás. Al final recuperé mis kilos de más y me sentí menos miserable por haberme traicionado.
  3. A perdonar-me. Si has leído este blog sabes que durante un buen rato estuve sufriendo por alguien y que no paré hasta terminar sanando, durante 2018 me dió resaca emocional y me enoje conmigo por haber «perdido mi tiempo» sufriendo por alguien, así que trabaje en perdonar-me porque entendí que ese tiempo invertido no fue por él sino por mi, porque yo necesitaba curarme así, sin tanto rollo, dejé de recriminarme por el proceso de duelo que pasé.
  4. Poner límites y no tener miedo. ¡Renuncié al trabajo de ensueño!, bueno al menos eso creían mis ex compañeros, sin embargo mas que dejar la chamba me hice caso y me comprometí conmigo. No se les olvide que una relación tóxica no solamente tiene que ver con el amor, también puede ser con amigos, con el trabajo o con tus padres. No tienen idea de la felicidad que se siente «soltar» algo por más que eso se sostenga de ti. 
  5. Esperar lo mejor de mis decisiones. Me daba miedo el cambio y pensaba en todas las posibles situaciones negativas que vendrían, pero me cansé de eso y por fin he conseguido el impulso para realizar cosas nuevas que pronto verán en este sitio y en mi vida en general.

2019 viene lleno de muchas sorpresas para mí y de mí para ustedes por fin voy a hacer lo que siempre he querido hacer.

Por lo pronto con la alegría que quiero continuar te dejo unas fotillos de mi primer outfit de la época decembrina 2018, pura cosa hermosaaaaaa 💛

La pose de siempre, que ya saben que me caracteriza.
Aquí hice como que no me doy cuenta.
Y aquí sí estaba viendo al horizonte.
Y finalmente el outfit completo.

Cuéntame cómo te fue este año a ti, qué te depara el 2019.

A.

Leave a Reply