Un chico en la ciudad

Los estragos del amor no correspondido.

¿Y qué si este chico ya no quiso seguir saliendo conmigo, qué se hace ahora? Estuve un rato pensando en ello mientras sonaba mi rola favorita de 2018 (Howling – RY X) Me di cuenta que las relaciones amorosas fallidas nos han afectado a todos, no solamente a mi, sí, fue un pensamiento muy egoísta de mi parte; creer que estas cosas solamente me pasaban a mi.

Le estuve insistiendo que saliéramos un par de ocasiones más después de la primera cita: Nuestra primera cita fue muy rara pero también un poco común, era de esas en las que te das cuenta que coincides tanto con alguien en tono o forma que realmente no puedes creer que esté pasándote a ti; hablamos mucho, comimos mucho también, fuimos a uno de mis lugares favoritos pero a una versión mucho más fancy con una banda de sushi… ¡amo el sushi! y quemé ese cartucho viniendo a un date con alguien que no conozco, alguien de internet como ya es mi costumbre.

Hablamos, bla, bla y al final nos besamos… fue un date bonito, estuvo padre, medio salí corriendo alarmado. Suelo ser como un adolescente tarado cuando alguien me gusta; me pongo nervioso, no sé que decir y tampoco que hacer pero fluyo. Fue un momento de fluir, porque me sentía cómodo, me sentía contento, me sentía tranquilo. Y sí, ahí quedo, quise ser amable después. Pero no funcionó, después quise ser más chistoso o divertido pero tampoco funcionó, quise ser más rudo e intenso pero eso fue como más fastidioso… Sí, estaba intentando ser alguien para agradarle, aunque solo fuera por mensajes, aunque solo fuera por notas o breves textos.

La carga de trabajo ha sido mucho, tengo muchas ganas de volver a invitarle a salir pero por una u otra razón simplemente no se concreta nada, entonces no sé, siento que voy a reventar o algo. Pero hace poco, después de un storie noté que no se trataba de mi, sino que se trataba de él. No me cree, no cree que me guste, tampoco cree que quiera salir con él y parece que perdió el interés porque simplemente no soy yo lo que busca, pero ¿quién sabe lo que busca? Ni yo sé lo que busco de mi en el otro. Justo cerré mi ciclo de terapias y mi psicólogo me encargo mucho que pensara en mi, que hiciera las cosas por mi y de alguna manera eso he estado haciendo.

Todo concluyo en este drama de las relaciones homosexuales en el que los dos tenemos miedo del otro, porque al final de cuentas hace mucho daño haber tenido amores no correspondidos.

A.

Leave a Reply