Barbudo polar

Como empezar a amarte tal y como eres

Cuando empece a hacer investigación y a escribir notas para este blog me di cuenta que hay muchas posturas (muy validas) alrededor del tema de la obesidad, el objetivo principal de Barbudo Polar no es «apoyar» la obesidad o esos kilos de más que tenemos muchos chicos, sino darnos una opción una oportunidad de sentirnos mejor como somos, además de proveer información relevante pensada desde la aceptación.

Aceptar nuestra condición (cualquiera que sea) es un proceso personal muy íntimo, es algo que cada uno de nosotros puede hacer en la intimidad y después proyectar de alguna manera lo cual se me hace gran un acto de valentía. El tema del cuerpo en general es algo que nos vuelve vulnerable a todos (o a la mayoría) no es fácil verse en los espejos sin encontrar algún defecto o detalle que no nos guste.

El trabajo que hago con Barbudo Polar viene de la posibilidad de amar tu cuerpo y todo lo que haz construido de ti,  pero también tiene que ver con lo que hay en tu interior, con lo que pienses, con la forma en la que hablas, con como te diriges hacía ti mismo y como te expresas de ti frente a otras personas, estoy convencido que recriminarte que estas gordo o que no lo estas, que tienes los brazos o piernas de alguna forma o el cabello, los dientes o demás  es solamente rechazarte a ti mismo desde una actitud violenta que no siempre te traerá un buen sentimiento.

Hace algún tiempo descubrí que un buen ejercicio de amor propio es hablarte a ti mismo y decirte todo lo que aprecias de ti.

El segundo ejercicio, una vez que tienes controlado el anterior, se trata de mejorar lo que eres a partir de un crecimiento emocional y no del rechazo, es decir, si no quieres ser gordo, puedes hacer ejercicio o mejorar tu alimentación pero siempre pensando que es para mejorar y no desde el rechazo, una experiencia personal que te puedo contar es que llevo alguno meses comiendo mejor y ejercitándome, solamente para tonificar, es curioso pero en cuanto empece a mejorar mi relación conmigo pareciera que mi cuerpo lo notó y empezó a acomodarse o a moldearse, e incluso me sentí mejor, más ligero, más ágil y con más ganas de mirarme al espejo y apreciarme, honestamente hasta baje de talla.

Y de esto hablo cuando me refiero a no conformarte, si algo no te gusta, cámbialo pero aprecia que está ahí porque es parte ti y no te conformes porque siempre puedes ser más y mejor hasta que llegues a ser lo que estás esperando de ti.

En otro plano y algo que también te puede ayudar es buscar la manera de vestirte mejor, encuentra tips de moda, cuida tu piel, aliméntate mejor, haz ejercicio, a medida que descubras todo esto seguro cambiará la perspectiva que tienes sobre ti mismo y muchos de los “tabúes» se romperán.

Te dejo un lista de cosas que puedes hacer para trabajar la aceptación y el amor propio.

  1. Mírate con detenimiento cada que puedas en un espejo, analiza lo que más te gusta de ti mismo.
  2. Cambia tu peinado, usa una secadora o córtate el cabello de manera diferente.
  3. ¡Abrázate! toma un tiempo cada día para abrazarte y tocarte, toca tu cuerpo de manera suave, la idea es que te sientas  (no de manera sexual ¬¬)  desde una forma de reconocimiento.
  4. Prueba usar ropa diferente, un día a la vez, si nunca haz usado unos pantalones deportivos, ¡ármate un outfit y dale! También puedes probar con jeans más ajustado, si es que siempre los usas muy holgados, la idea es que te veas diferente, es como darte una segunda opción de ti mismo.
  5. Haz algo para ti, que solamente disfrutes tú y que sea como un premio personal, esto ayudará a romper las ideas erróneas que puedas tener sobre ti mismo.

A.

1 Comment

  1. Mr WordPress

    18 junio, 2010 at 8:51 pm

    Hola, este es un comentario.
    Para eliminar un comentario, simplemente inicia sesión y lee los comentarios de la publicación. Ahí tendrás la opción de editar o de eliminarlos.

Leave a Reply