La vida en agencia

5 Cosas que debes hacer para ser un buen director de operaciones

En mi paso por diferentes agencias de publicidad en las cuales he laborado y en las pláticas con algunos amigos que también se dedican a lo mismo que yo o a otras áreas digitales hemos compartido algunas experiencias sobre las personas que nos han tocado como jefes.

Sé que dirigir un equipo no es fácil, también sé que no es nada sencillo ganarte el respeto de algunos porque antes de lograrlo tienes que demostrar que realmente sabes de lo que se trata el negocio de digital. Independiente de esto y basado en mi experiencia con los jefes que he tenido como directores de operaciones, cabe mencionar que esta lista surge desde la parte operativa que es la que, de un tiempo para acá, conozco y domino por experiencia.

  1. Entiende que la operación de cada agencia es diferente. El mundo de la publicidad es muy diverso y un tanto subjetivo, tristemente la creatividad no se opera desde un proceso especifico o exacto probado mediante alguna tesis. Por esa razón es que cada agencia ha creado su propio método e implementado su propio flujo de trabajo. Si logras entender esto y aprender a adaptarte seguro lograrás hacer un gran trabajo como DDO.
  2. Adáptate. Tomando en cuenta el primer punto hay que hacer una análisis de lugar en el que te encuentres dirigiendo la operación, esto servirá para comprender el objetivo de la agencia, modelo de negocio y dirección. Adaptarse es parte del resultado de entender todo eso, quizá si lo logras podrás hacer los cambios que se necesiten para mejorar la operación.
  3. Comparte lo que sabes. Sé que es importante hacer cambios y que estos cambios siempre vendrán para hacer mejoras mucho más efectivas sobre los nuevos procesos, sin embargo estos cambios deben ser graduales, una buena forma de «hacer cambios» es compartirlos a modo de mejoras, esto le dará la confianza a tu equipo para cuando quiera realmente mover toda la operación, darle la seguridad a tu equipo de que sabes lo que haces lo hará más tranquilo.
  4. Instruye. No hay nada más placentero que enseñarle a tu nuevo equipo como hacer las cosas, no olvides explicar puntualmente cual es el objetivo de este nuevo proceso o de esto que estás enseñando, si te fijas todo es un flujo, ya que compartes lo que sabes a modo de opinión puedes integrar más de lo que sabes enseñando el proceso ideal.
  5. Prueba tus conocimientos y procesos. Cada equipo es diferente y por supuesto que, como ya lo dije, cada agencia hace las cosas de diferente manera y todo lo que puedes aportar será probado para saber si funciona en este lugar, sino funciona puedes perfeccionarlo o eliminarlo del flujo, cada método es cambiante siempre y cuando se vea reflejado en la producción y en la optimización de la operación de la agencia.

Si bien es cierto que no hay una verdad absoluta para la operación puedes apoyarte de diferentes recursos, no está de más que sepas utilizar algún administrador de proyectos, yo uso Asana, considero que es un buen comienzo, optimizar todo como lista de tareas, otro que me gusta es ToDoist que también es un formato de hacer tareas y te mide la productividad por tareas realizadas por día. Una vez que domines la parte de la gestión (que en realidad si ya eres gerente de operaciones deberías saber 😣) puedes migrar a un formato más avanzado, quizá un Trello, Basecamp o Active Collab.

Finalmente, recuerda que hay un camino que recorrerá hacía hacer un buen trabajo operativo, además toma en cuenta que la operación más allá de saber liderear depende de TU EQUIPO, nunca te olvides de hacer vínculos y lazos con todos ellos porque a medida de que logres generar empatía el flujo de trabajo será mejor y los resultados más gratificantes.

A.

Leave a Reply