Barbudo polar

4 razones por las que estás gordo y quizá no te habías dado cuenta

Siempre les he dicho que estoy super orgulloso de mi peso y tamaño, no me avergüenzo de todo lo que he subido o bajado de peso, llego un momento en que eso dejó de ser un conflicto interno para lastimarme y comenzó a ser un motivo para sentirme en paz y reflexionar si debía hacer algo.

Sin embargo para llegar a este punto tuve que pasar por un reconocimiento personal en el cual pude entender muchas de las razones de mi incremento constante de peso y eso sí significó un problema. Está súper bien amar tu cuerpo como es, eso es muy bello ya sé los he contado en varias ocasiones, sin embargo, también está padre saber de donde viene ese sobrepeso, hice este texto a modo de reflexión con la idea de ayudarte a entender de donde viene tu gordura, y si lo crees necesario, hacer un cambio:

  1. Emocional: ¿Qué te estás comiendo? Si bien, somos gordos porque comemos en exceso, pero a veces el comer en exceso es el reflejo de algo conocido como «hambre emocional», el hambre emocional es cuando por alguna razón todos los problemas emocionales los solucionas comiendo, es ahí cuando vienen los conocidos «atracones», no solamente se relaciona con situaciones negativas, también con positivas por ejemplo: reunión con amigos = cena, me siento feliz = me atasco una charola de papitas fritas, me siento triste = comer helado con chocolate. A veces estos atracones suceden con mucha frecuencia es ahí cuando puedes hacer un ejercicio sobre lo qué te estás comiendo, si es ese «asunto pendiente» , es realmente un antojo o simplemente hambre estomacal. Te dejo el sitio de Marisol Santillán, que fue una de mis terapeutas, con más información al respecto.
  2. Enfermedad: En algunos casos la obesidad se da por problemas relacionados con la tiroides, en resumen lo que sucede es que cuando se presenta un déficit de las hormonas tiroideas o un hipotiroidismo se ralentizan todas las funciones vitales, se produce de esta manera un descenso del metabolismo del organismo y una tendencia a retener líquidos. La mayoría de las personas que padecen esta enfermedad, tienden a aumentar el peso corporal, pero ese aspecto “gordito” no es consecuencia de comer en demasía, sino que es por esa incapacidad de quemar las calorías, utilizar correctamente la energía corporal y al agua retenida en los tejidos. Lo recomendable en todo caso es que te realices uno perfil tiroideo y una vez teniendo los resultados vayas con tu doctor de confianza.
  3. Hambre estomacal. El hambre estomacal es esa en la que tu cuerpo y estomago te pide de comer pero no solamente tienes ese deseo de alimentarte sino de comer ciertos alimentos que regularmente son grasas o carbohidratos. El estomago es una víscera que se hace grande o pequeña conforme te alimentas, también es cierto que debemos comer para obtener todos los nutrientes necesarios para vivir y fortalecer diferentes sistemas del organismo, algunas veces llevas tanto tiempo dándole comida en exceso a tu cuerpo, que está acostumbrado a las grandes cantidades. Para estos casos es necesario que regules tu hambre, es bueno que analices si estás comiendo todo eso por hábitos o porque realmente tienes hambre.
  4. Genética. Tristemente, aunque no nos guste, la genética hace de las suyas, sin embargo, ésta no es una razón para tirarse a la perdición de la gordura, esto únicamente significa que deberás ser más moderado (si así lo quieres) con tu consumo de alimentos y eventualmente acelerar tu metabolismo.

¿Sabías esto? Está bueno tener conciencia al respecto, al menos aprendemos un poquito más sobre nuestros cuerpos.

No olvides que puedes dejar un comentario acá abajo

A.

2 Comments

  1. Alejandro Cristoper Urrutia Ramirez

    30 octubre, 2018 at 3:47 pm

    muy buen post gracias por compartir tus vivencias en la gran pinche ciudad ja ja

    1. alerosales

      31 octubre, 2018 at 11:16 pm

      Hahahaha

      Pues todo es una gran aprendizaje, querido Ale.

Leave a Reply